espacios cardioprotegidos, una necesidad

En España se producen al año casi 30.000 paradas cardiacas. Tan solo un 5% sobrevive, la falta de espacios cardioprotegidos favorece el alto índice de mortalidad.

El 70% de esas paradas suceden fuera de entornos hospitalarios en los que es dificil sobrevivir por falta de atención médica. Solo una persona de cada 20 que padecen estos episodios consiguen salvar su vida. La única opción segura para superar una crisis cardiaca en entornos extrahospitalarios es contar con un desfibrilador cerca. De ahí la importancia de instalar desfibriladores automáticos (DEA) en espacios públicos y la necesidad de crear espacios cardioprotegidos.

Durante los últimos años, varias comunidades autónomas han reformado su legislación para potenciar la instalación de desfibriladores en lugares públicos. La última Comunidad Autónoma a sumarse a esta iniciativa ha sido la Comunidad de Madrid. A partir del año 2017 los desfibriladores en Madrid serán de instalación obligatoria en lugares de gran afluencia de público como centros comerciales, instalaciones deportivas, etc…

Los primeros minutos tras una parada cardiaca son fundamentales para que el paciente sobreviva.

Disponer de un desfibrilador automatizado a menos de cinco minutos de la víctima es básico para su supervivencia.

Tras los primeros seis minutos desde la parada, las probabilidades de sobrevivir son bajas.

La utilización de un desfibrilador portátil es muy sencilla y no requiere conocimientos sanitarios. En cualquier caso la formación en primeros auxilios ciudadana es prioritario para la salud pública.

Empresas especializadas como DAVIDA ofrecen un servicio integral de cardioprotección, diseñando y desarrollando espacios cardioprotegidos globales.

Los desfibriladores HeartStart de Philips que ofrece DAVIDA forman parte de la solución completa de implementación de sistemas de desfibrilación tempranapara  instalaciones públicas y lugares de trabajo.

Ayudan a implantar el programa adecuado y equipan las instalaciones con todas las herramientas necesarias para salvar vidas.

Fuente de referencia:

Espacios cardioprotegidos, compromiso y responsabilidad de todos

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *