desfibriladores en lugares públicos

La Federación Española del Corazón recuerda que, cada 20 minutos, se produce un caso de muerte súbita en España, cifras que podrían mejorarse si se dispusieran más desfibriladores en lugares públicos.

A la vista de esta cifra es realmente aconsejable instalar más desfibriladores en lugares públicos. Los supervivientes de una parada cardíaca que son tratados con un desfibrilador externo automático (DEA) tienen un mejor pronóstico que los que han sido atendidos por un equipo dentro de un hospital. Esta es la conclusión que a la que se llegó con el estudio realizado por los hospitales Vall d’Hebron de Barcelona y Germans Trias i Pujol de Badalona después de analizar los resultados de los pacientes ingresados por esta causa en ambos centros durante siete años.

El 80% de las paradas cardiorrespiratorias se producen fuera de los hospitales. En estas situaciones es básico disponer de desfibriladores al alcance del personal tanto sanitario como no sanitario.

desfibriladores lugares publicos

Aunque la efectividad de los desfibriladores está sobradamente probada, es poco utilizado en estas situaciones de emergencia. Tan sólo el 18% de los casos que se producen en España son atendidos con un desfibrilador externo automático (DEA) instalado en un lugar público.

La Sociedad Española de Cardiología recuerda que estos pacientes “presentan reflejos más claros gracias a la inmediatez de la atención con el DEA”.

La rapidez es clave en una situación de emergencia de parada cardiorespiratoria. Si se utiliza un desfibrilador durante los 3 minutos posteriores al paro cardiaco, la supervivencia aumenta un 73%. Si  se utiliza en menos de 5 minutos, las posibilidades llegan hasta el 50%.

desfibriladores en lugares públicos

En los últimos años estos dispositivos se han extendido, sobre todo en lugares de gran afluencia de público como centros comerciales, puertos y aeropuertos, estaciones de autobuses, trenes, metro, instalaciones deportivas, centros de espectáculos, etc… Pero todavía no es suficiente. Solo 20 de cada cien establecimientos de gran concurrencia disponen de un desfibrilador. España es el país de la Unión Europea con menos desfibriladores automáticos, a diferencia de países como Alemania o Francia.

Más información:

Guardar

Guardar

Guardar

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *