desfibrilador en la comunidad de vecinos

En España apenas son 50 los edificios que disponen de un desfibrilador en la comunidad de vecinos, algo muy habitual en otros países Europeos.

En España, fallecen más de 30.000 personas al año por paradas cardiorrespiratorias, muchas de ellas se producen en los propios hogares y podrían ser recuperadas si se dispusiera de un desfibrilador en la comunidad de vecinos.

Casi el 65 % de las muertes por paradas cardiacas se producen en el domicilio, 7 de cada 10 son en el propio hogar. de ahí la importancia de que estos equipos estén lo más accesibles posible de los hogares.

Si la parada se produce en casa, los servicios de emergencia pueden llegar demasiado tarde. En esos casos disponer de un desfibrilador en la comunidad de vecinos es una cuestión de vida o muerte, sobre todo si viven en ella ancianos o personas con problemas cardiacos.

Si se produce un suceso de emergencia los vecinos pueden realizar una reanimación a la vícitma con ayuda del desfibrilador mientras llega la asistencia profesional.

Los desfibriladores en las comunidades de vecinos podrían llegar a salvar 3.000 vidas al año en España.

desfibriladores en piscinasLas urbanizaciones que disponen de piscinas, pequeños gimnasios, pistas de pádel, tenis, etc… tienen un riesgo mucho más elevado de tener accidentes cardíacos en sus instalaciones.

Un desfibrilador puede salvar a una persona que haya sufrido parada por ahogamiento en una piscina, ya sea niño o adulto, los desfibriladores se adaptan a ambos casos.

Los desfibriladores deberían ser elementos habituales en las comunidades de propietarios, al igual que los extintores, cuya instalación está regulada y obligada por Ley en edificios construidos a partir de 1996.

La instalación de los desfibriladores es sencilla, al igual que los extintores, y tienen que cumplir unos requisitos similares:

  • Instalación en una vitrina en zona común accesible y visible.
  • Mantenimiento regular para que esté siempre operativo.
  • Formación básica en reanimación y uso de los desfibriladores a los propietarios de la finca.

Equipos como los desfibriladores Philips HeartStart son muy comodos y fáciles de usar por cualquier vecino, ya que disponen de:

  • Proceso guiado por voz que se ajusta a la velocidad de la persona que lo esté ulizando.
  • El equipo analiza el ritmo cardíaco del paciente y va indicando al usuario las acciones a realizar.
  • Estos desfibriladores no tienen ningún riesgo ya que solo permiten dar la descarga si es necesario.
  • Son equipos absolutamente seguros, no pueden ocasionar ningún daño.

El coste de estos equipos es accesible a cualquier comunidad de vecinos y es una inversión que se traduce en vidas.

desfibrilador en la comunidad de vecinos
Un desfibrilador en la comunidad de vecinos debería ser obligatorio igual que los extintores.

Todos podemos ser víctimas de una parada cardíaca en un momento determinado… a veces no pensamos en los desfibriladores hasta que es demasiado tarde.

Consideramos muy necesaria la instalación de un desfibrilador para la protección y la prevención de la salud de las familias. Nuestra recomendación es instalar un desfibrilador en la comunidad de vecinos y convertir éstas lo antes posible en  espacios cardioprotegidos.

Infórmate hoy mismo sobre nuestros desfibriladores Philips, los más vendidos del mercado.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *